Columnas

Venezuela: ¿presencia del fanatismo?

En síntesis, la “bendita” constituyente de Maduro, ha creado un mayor desasosiego en los venezolanos. Allí están los 3 meses de marchas en protestas contra la ANC, los 100 fallecidos en las calles de Venezuela, llaman a huelga general. En fin, nuestro país está enfermo

Al parecer, se avecina una tormenta. Y no es natural. Una tormenta provocada. Ya se ha dicho en múltiples ocasiones. Es un vendaval social, económico y político. En las tres áreas ya estamos metidos hasta los tuétanos. No hay duda. Es público, notorio y comunicacional, además, existencial. Todos, sin excepción, vivimos la grave crisis. Menos, al parecer, un grupo que anda tratando de hacernos ver las cosas como ellos se la imaginan. Eso es lo que se observa en los medios de comunicación de masas y en las redes sociales. En mi opinión, no hay que ser muy erudito para. entender el mensaje. Menos mal que aún podemos sustentar lo que afirmamos tomando en consideración el artículo 57 de la ahora “moribunda” Constitución (así llamó el difunto Chávez a la Constitución del 61). Hoy, el presidente Maduro quiere “enterrar” la del 99. (Art. 347 constitucional).

A ver. A lo que vamos. Observamos y escuchamos con atención (al menos yo lo hago), las declaraciones de los hombres y mujeres del entorno presidencial. Tomo por ejemplo lo que señaló recientemente la sra Delcy Rodrtiguez (por cierto fue noticia viral en las redes): “Nos moriremos de hambre, pero aquí estaremos defendiendo la patria…”. Y la recurrente pregunta: ¿acaso la ex-canciller pasa hambre? ¿Sufre las calamidades en las colas para obtener alimentos? En el mismo discurso afirmó: “Necesitamos blindar nuestra constitución…”. Mentira. La ANC no es para “blindar”, es para “…redactar una nueva constitución…” (artículo 347 de la CRBV).

El Sr. Diosdado Cabello aseguró que una vez instalada, “ahí estará la ANC para que las instituciones se pongan al servicio de un pueblo y no de los intereses de la burguesía”. Además amenazó: “La inmunidad parlamentaria para mandar a quemar el país y traicionar la patria se les acaba cuando se instale la ANC, ahí vamos a ver quién es líder de la derecha…”. Por otro lado Tarek El Aisami acotó, al dirigirse a la Fiscal Luisa Ortega Díaz: “una vez instalada la ANC tiene que irse”. Pero fue mucho más contundente cuando dijo: “Le exigimos que más nunca lo diga, usted no es chavista (…) usted es una traidora vende Patria”. El mismísimo Presidente Maduro señala que la constituyente va “llueva, truene o relampagueé”. O sea, ¿no les importa un pepino lo que digan la mayoría de los venezolanos y los países preocupados por la severa situación que padecemos?.

En el mismo orden de ideas, la Sra. Tibisay Lucena (rectora del CNE), dijo que la constituyente “no es para resolver problemas económicos…”, pero, recientemente el Presidente Maduro fijó una posición diferente: “vamos a asombrar el mundo con el nuevo modelo económico”. En síntesis, la “bendita” constituyente de Maduro, ha creado un mayor desasosiego en los venezolanos. Allí están los 3 meses de marchas en protestas contra la ANC, los 100 fallecidos en las calles de Venezuela, llaman a huelga general. En fin, nuestro país está enfermo. Es un calvario. No hay paz.

Con base a este panorama, “…podríamos determinar que el fanatismo se sustenta… por cinco principales señas de identidad: el deseo de imponer sus propias ideas, el despreciar a quienes son diferentes, el basarse en una serie de ideas que son incuestionables, el tener una visión “cuadriculada” de las cosas pues todo es blanco o negro, y… el carecer por completo de todo espíritu crítico”. (http://definicion.de/fanatismo/) ¿Existe fanatismo en Venezuela? Ud qué opina?. Se abre el debate pues.

@monsalvel    

Acerca del autor

Alfredo Monsalve

Alfredo Monsalve

Investigador y docente de postgrado universitario en el área de metodología de la investigación.