Columnas

El referendo propuesto por la AN. ¿Cómo se come eso?

El gobierno pretende que caigamos en una violencia irracional que a la larga reduciría las manifestaciones masivas, esas que conmueven y movilizan la opinión mundial en favor de los demócratas, como la marcha de los médicos, la de los abuelos, la del 20 del mes corriente,  a pequeños focos que permitirían a la dictadura justificar su represión y deslegitimar nuestra vocación en favor del rescate de la Nación

Hoy 23 de mayo Maduro anunció las bases comiciales de su constituyente. Por supuesto una aberración que propio del estilo fascista que caracteriza a su gobierno, impone un hibrido entre elecciones sectorizadas (cosa hecha por Mussolini o Franco) en las que básicamente votarán los de su partido para elegir una porción de constituyentistas, para finalmente dejar otra porción al método de elección universal, directo y secreto establecido en la constitución del 99. “La bicha”, “la de Chávez”, esa que hoy su hijo quiere asesinar.

¿Pero dónde está la trampa? Bueno, para empezar según se pudo conocer se elegirá un constituyentista por municipio es decir 364. Eso atenta contra el principio de representación proporcional, pues municipios que cuentan con cientos de miles de personas tendrá la misma cantidad de representantes que aquellos que tengan apenas un par de miles. ¿Qué busca con ello el gobierno? Dispersar la votación de la oposición que normalmente se agrupa en las zonas metropolitanas, dejando a merced de la manipulación y el chantaje político aquellos municipios más alejados donde la presencia del Estado es fuerte y hay mecanismos de dependencia mucho mayores entre éste y la población. Pero resulta que esa es solo una parte de la elección. Porque la ANC propuesta por la dictadura contará con 540 integrantes, dejando por elegir a unos 176 corredactores que por supuesto saldrán de los CLAP, empresarios enchufados, sindicaleros gobierneros, carnet de la patria y los infaltables colectivo paramilitares. Esto puede ser posible porque al final del día el gobierno con sus registros decide quién vota y quien no en esos sectores. Por ende la respuesta de la oposición y del país en general debe ser desconocer una artimaña de esta naturaleza.

La AN propone un referendo que genera rechazo.

La AN propone un referendo para consultarle a la sociedad si quiere o no Constituyente. A esta hora el Presidente de la AN borró de su cuenta un tuit en el que comunicaba de manera confusa esta medida, lo cual generó severo rechazo de parte de la “tuitósfera” que califica de insólito se consulte sobre algo que se da por sentado, es rechazado por la inmensa mayoría del país y que ha costado la vida de más de 50 ciudadanos venezolanos. Pero bajemos las pasiones y pensemos.

Freddy Guevara señala que el 350 de la constitución y el referendo propuesto por la AN van de la mano. Esta propuesta que hace la AN busca desmontar el fraude del gobierno apelando a lo que la dictadura se niega. LA CONSULTA POPULAR a los ciudadanos inscriptos en el registro electoral.

¿Cómo ocurre ese “desmontaje”?

Muy sencillo. Mediante la facultad que le da el artículo 71 de la constitución del 99 a la AN que establece:

“Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes…”

La AN solicita se le consulte a la gente si desea o no constituyente. Por supuesto esto probablemente sea rechazado por el CNE. Con lo cual se demuestra su connivencia consecuente con los atropellos que hace la dictadura en contra de los venezolanos y el sistema democrático. Pero además, permite exponer que el gobierno no se quiere medir en elecciones universales, secretas y directas, sino en aquellas hechas a su medida como en las bases comiciales propuestas en su Constituyente.

Pero aunque el CNE se negase contraviniendo la constitución, a convocar ese referendo, bien lo hará la Asamblea desafiando al poder arrodillado a la dictadura, generando a partir de allí la movilización ciudadana y el respaldo contundente para demostrarle al mundo cual es la postura de la inmensa mayoría que no es otra que celebrar en libertad y democracia elecciones para decidir su destino. Transformando una situación adversa en una victoria política.

¿Qué podrá decir un gobierno cuándo el mundo vea y constate mediante enviados especiales la voluntad del soberano que pacífica y democráticamente le dice basta a la dictadura mediante el voto? ¿Que son infiltrados del imperio acaso?

Lo que busca el gobierno en este momento es que se deje de discutir la verdad. Que no es otra que sus continuas fracturas. Hoy, dos magistrados del TSJ, Danilo Mujica y Marisela Godoy, más la exministra Mary Pili Hernandez, se suman a la lista de quienes, como la fiscal, familiares de funcionarios y otros dirigentes, siendo chavistas reivindican la constitución del 99 y condenan la constituyente fraudulenta.

Pero además el gobierno pretende que caigamos en una violencia irracional que a la larga reduciría las manifestaciones masivas, esas que conmueven y movilizan la opinión mundial en favor de los demócratas, como la marcha de los médicos, la de los abuelos, la del 20 del mes corriente,  a pequeños focos que permitirían a la dictadura justificar su represión y deslegitimar nuestra vocación en favor del rescate de la Nación, siendo esto a la larga un duro golpe a la lucha no violenta que se desarrolla en el país.

Desde esta óptica esa propuesta no es descabellada. Yo no sé si se lleve a cabo o se vuelva a considerar, lo que sí sé, es que más que nunca debemos permanecer unidos. Porque solo unidos derrotaremos a la dictadura. No caigamos en las trampas del gobierno, ni en sus rumores, ni en sus laboratorios. Aprendamos de la historia reciente para no cometer los mismos errores.

@farkasXI

Acerca del autor

Wolfgang Rojas

Wolfgang Rojas

Licenciado en Ciencias Políticas. Egresado del programa de Gobernabilidad y gerencia política del convenio George Washington University-UCAB. Maestrando Gerencia en Finanzas de la Universidad Nacional Experimental del Táchira. Consultor político. Docente de la Universidad Católica del Táchira.